EL PODER DE LA COMUNICACIÓN

EL PODER DE LA COMUNICACIÓN

Hace unos días, una amiga me comentaba que su Directora no se comunicaba con su departamento y que así, era muy difícil trabajar y que realmente los procesos mejorasen. Yo estoy casi convencida de que su Directora cree que se comunica, pero por lo que parece, no es así aunque ella lo crea.

Todo, o casi todo el mundo sabe, o cree saber, qué es la comunicación. Para quitar los “casi todo” y los “cree saber”, la RAE define comunicación como: “acción y efecto de comunicar o comunicarse”. Y comunicar como: “hacer a una persona partícipe de lo que se tiene”, “conversar, tratar con alguien de palabra o por escrito” o “transmitir señales mediante un código común al emisor y al receptor”.

Ahora pregunto entonces ¿nos comunicamos realmente en nuestro día a día?  “Hacer partícipe”, “conversar”, “código común”… Mi respuesta es que la mayoría de las veces no. Y ese, es el principal problema de casi todas, por no decir todas, las relaciones interpersonales, sean laborales o personales.

Comunicarse adecuada y eficazmente, implica tener la intención y voluntad de ser entendido y de entender a la otra parte. De exponer tus puntos de vista y de ver puntos de vista diferentes. De utilizar un lenguaje o un código común, que entiendan las dos partes. De querer solucionar diferencias y no dar nada por hecho o por supuesto. ¿Cuántos conflictos se resolverían conversando? ¿Cuántos procesos se mejorarían en las empresas si hubiese una comunicación real entre personas, departamentos y jerarquías? Con el tú a tú, no con el que me ha dicho que el otro ha dicho … ¡Más café, menos emails y menos dichos que dicen!

Por si quieres o tienes intención real de comunicarte, te dejo unas pautas que te ayudarán en tu día a día:

 

Pautas para una comunicación eficaz

 

El proceso de la comunicación empieza en nuestros pensamientos. Cuando queremos transmitir esos pensamientos a otra persona, los transformamos en palabras, tono de voz y lenguaje corporal. Cuando pensamos en lo que vemos, oímos y sentimos, estamos recreando estas vistas, sonidos y sensaciones internamente, lo estamos representando internamente.

Cuando percibimos el mundo, entonces utilizamos los sentidos externamente para representar internamente esa experiencia. La forma y manera que utilizamos para captar, codificar y almacenar la información en nuestro cerebro (ver, oír, sentir, oler y saborear) se denomina sistema representativo, siendo tres los principales: visual, auditivo y kinestésico.

Lo más habitual es que predomine uno por encima del otro, por lo que conocer cuál es el que utiliza nuestro interlocutor nos ayudará a comunicarnos mucho mejor.

Utilizamos palabras para describir nuestros pensamientos y nuestra experiencia, por lo que el lenguaje que utiliza la otra persona, nos dará indicaciones del sistema representativo que se emplea.

 

  1. Observa qué preferencias de lenguaje tiene tu interlocutor. Fíjate en las palabras que utiliza: Visual (a primera vista, ver, mira esto, aparentemente, etc.), Auditivo (escucha, me suena, me pregunto, etc.) y Kinestésico (sentir, cojo la idea, es un sitio acogedor, la idea tiene fuerza, etc.).

 

  1. Adapta tu discurso, tu presentación o tu conversación en función del estilo o preferencia de lenguaje de tu interlocutor. Si es visual, utiliza imágenes en tus presentaciones o en conversaciones, pon ejemplos en los que haya que imaginar alguna escena para entender mejor lo que quieres decir. De esta forma tu discurso, idea o lo que quieres transmitir, llegará realmente a la otra persona.

 

  1. Escucha para entender. A menudo y sin darnos cuenta, escuchamos para responder y que nuestra respuesta, sea la mejor de todas. Por lo que, en lugar de escuchar para entender lo que realmente nos dice la otra persona, estamos escuchando para contestar, que es lo mismo que no escuchar.

 

  1. Acepta que a veces no tienes razón. Si lo que queremos es entendernos, llegar a acuerdos y mejorar situaciones, no hables para tener razón. Sea cuál sea la relación de poder entre uno y otro, no tiene que imponerse un mensaje por encima de otro, ni uno ser más válido que el otro. Son diferentes perspectivas, ideas o propuestas de mejora. En el momento que haya imposiciones, se acaba el entendimiento y la comunicación.

 

  1. Practica una y otra vez. La práctica es la mejor amiga del éxito. Al principio puede que te cueste, pero poco a poco, tu comunicación mejorará, tus relaciones mejorarán, tu departamento mejorará y tu empresa mejorará. Pero para esto, claro, tiene que haber voluntad.

 

¿Y tú? ¿Te comunicas eficazmente? ¿A qué esperas?

Recuerda… LA VIDA ES HOY

Marta Pintado

NUEVO LIBRO YA A LA VENTA

advertisement
EL TALENTO NO SE RETIENE ¡SE ALIMENTA!

EL TALENTO NO SE RETIENE ¡SE ALIMENTA!

Casi cada día veo artículos que hablan de retener el talento. Hoy incluso, he visto uno que hablaba de entretenerlo… ¡¿Entretenerlo?! Sí, yo también me he sorprendido. Retenerlo, entretenerlo… Señores el talento, son personas con talento, definidas por la RAE como: persona inteligente o apta para determinada ocupación. Por lo que, a las personas con talento, ni se las retiene ni se las entretiene. Si lo que quieres, es hacer alguna acción con las personas con talento, para que no se vayan de tu empresa, lo que puedes hacer son acciones dirigidas a impulsar y potenciar su carrera profesional, su motivación y aumentar su interés.

Por lo tanto, en lugar de conceptos como “retener” o “entretener”, es más adecuado o acertado, utilizar otros como “impulsar”, “potenciar” o “alimentar”. Sí, sí, incluso alimentar su talento. A las personas con talento les gusta aprender continuamente, desarrollar nuevas habilidades, realizar tareas nuevas y diferentes, que estimulen su interés y motivación. Sentir que van hacia delante, que no se quedan quietas o se estancan. Que evolucionan con el mundo en el que viven y que esto nunca se ha hecho así, pero vamos a probar porque puede que funcione. Son personas que quieren trabajar como ellos saben y no como tú les dices o como se ha hecho siempre ahí, porque por eso son los profesionales con talento y para eso les contrataste ¿O pretendías contratar talento para no dejarles desarrollarlo?

Tu misión en este caso como Líder o empresario, es dejarles trabajar, facilitándoles todas las herramientas y condiciones necesarias para que puedan desarrollar su trabajo y su profesión de la mejor forma posible. A la vez que se les permite y se les impulsa, a desarrollarse personal y profesionalmente.

, al VERDADERO TALENTO, lo único que le deberías de preguntar y lo único que a ellos les hace falta escuchar, es ¿qué necesitas o en qué te puedo yo ayudar, para que realices o desarrolles fácil o de la mejor manera posible tu profesión? Y para eso, lo primero que te tendrías que preguntar tú es ¿Soy realmente un LÍDER?

¿Y tú? ¿Retienes o alimentas?

Recuerda… LA VIDA ES HOY

By Marta Pintado

NUEVO LIBRO YA A LA VENTA

advertisement
CÓMO ORGANIZAR TU DÍA A DÍA

CÓMO ORGANIZAR TU DÍA A DÍA

El otro día hablando con un amigo por teléfono, una de mis primeras frases fue -Lo siento estoy haciendo tantas cosas que no te he contestado. Y mi sensación a la vez, fue más de agobio que de alegría. A lo que él me contestó -¿Sabes lo bien que sienta decir que no? ¡Yo estoy feliz! Inmediatamente en mi cabeza apareció la palabra “revisión” como en un letrero luminoso, que no paraba de parpadear.

“Revisión”, de todo lo que haces o de todos los proyectos o trabajos a los que te has comprometido, es el primer paso para organizar tu día a día satisfactorio. Y es que, a menudo vamos diciendo si a todo, sin pararnos a pensar en qué momento lo vamos a encajar en nuestro día, solo porque nos encanta o parece una buena oportunidad que hay que aceptar sí o sí. Entonces vamos llenando nuestra vida de “tengo que” en lugar de “me encanta hacer”. Es cierto, que todo, absolutamente todo sea “me encanta hacer”, es casi una utopía. Pero del casi todo al casi nada o nada, hay una gran diferencia. Diferencia que marca que nuestro día a día sea bueno o malo, agradable o desagradable, alegre o triste… Que al final del día te encuentres mal y estresado o bien y satisfecho. Una grandísima diferencia.

¿Cómo saber si aceptar un nuevo proyecto?

Lo primero de todo, como hemos dicho antes, es revisar todo lo que hacemos a lo largo de nuestro día. Después lo que haremos será analizar y organizar. Así que coge lápiz y papel que empezamos.

Revisar:

  1. Haz una lista de todo lo que haces en tu día. Todo es todo, desde ducharte por la mañana, sacar al perro, hacer ejercicio, proyectos, trabajos, etc. Tanto lo que haces como profesional, como lo que haces en tu vida personal. Incluye dormir, que también forma parte de nuestro día.
  2. Indica, en cada acción, el tiempo que necesitas para realizarlo. Incluso puedes ponerlo en un calendario diario para verlo mejor.
  3. Cataloga cada cosa en “me gusta” o “no me gusta”.
  4. Cataloga cada cosa en “por gusto” o “por necesidad”.
  5. ¿Cuántas acciones tienes con un “me gusta”? ¿Cuántas con un “no me gusta”?
  6. De las acciones con “no me gusta” ¿Cuántas con un “por necesidad”?

Organizar:

¿Cuánto tiempo te queda libre?

Fíjate primero en el tiempo que te queda libre. Ser conscientes de esto, nos ayudará a la hora de decidir si nos comprometemos con un proyecto nuevo o no. Si es un buen proyecto o una buena oportunidad, pregunta cuánto tiempo te va a llevar realizarlo. Sabiendo el tiempo que te ocupará y el que tienes disponible, estarás en condiciones de comprometerte y realizarlo satisfactoriamente o no.

¿No tienes tiempo disponible o te falta tiempo? ¡Haz hueco!

Si no te queda tiempo libre, queremos tener más, o no tenemos tiempo ni para lo que nos hemos comprometido, analiza las cosas que haces una por una:

  • Si “no te gustan” y no son “por necesidad”, elimínalas.
  • Observa, de las que “no te gustan” y son “por necesidad”, cuánto tiempo te ocupan, cuál es la necesidad y si esta necesidad es real o podríamos prescindir de ella. Normalmente suele ser una necesidad económica y éstas, suelen ser las que nos ocupan el mayor tiempo de nuestra vida. Si es así, es que tu trabajo no está muy alineado con tus talentos, valores y características ¿Podrías cambiar esta fuente de ingresos por otra que te aportase los mismos recursos económicos y no te ocupase tanto tiempo o pasase a ser un “me gusta”?
  • De las catalogadas como “me gustan”, son realmente así o puedes prescindir de alguna y dejar tiempo a otras que te aporten más satisfacción o buenas oportunidades.

¡Los imprescindibles!

Si realmente quieres tener un día a día satisfactorio, hay que buscar el equilibrio entre lo profesional y lo personal, y entre el “por necesidad” y el “por gusto”. Incluye siempre en tus días:

  • Tiempo para ti.
  • Tiempo para tu pareja, hijos, familia, amigos.
  • Tiempo para tu salud, deporte, actividad artística, creativa, lúdica.
  • Tiempo para dormir y descansar.
  • Tiempo para recursos económicos.
  • Tiempo para proyectos que te apasionen o grandes oportunidades de mejora.
  • Tiempo libre, para dejar hueco a sorpresas, a actividades nuevas o simplemente… ¡A no hacer nada!

Todo siempre en equilibrio y encontrando buenas combinaciones entre todas, hará que al final del día te encuentres bien y satisfecho y no mal y estresado.

¿Y tú?  ¿Cómo te sientes al final del día?  ¿Has encontrado ya tu Arte?  El Arte Que Llevas Dentro  ¿A qué esperas?

Recuerda… LA VIDA ES HOY

By Marta Pintado

NUEVO LIBRO YA A LA VENTA

advertisement
LA CARA AMABLE DE LA VIDA

LA CARA AMABLE DE LA VIDA

LA CARA AMABLE DE LA VIDAÚltimamente me estoy quejando más de la cuenta. Y digo más de la cuenta porque no quejarnos nada, por muy ideal que parezca, es casi como alcanzar la perfección y eso, de momento, se lo voy a dejar a los grandes maestros. Yo con quejarme muy poquito me vale.

¿Por qué te quejas?

La queja es la manifestación de inconformismo, un resentimiento o un disgusto, que se tiene por algo o por alguien. Si es por algo puntual, uno se queja en ese momento, se gestiona el resentimiento o disgusto y se pasa, es algo aislado. Si no es aislado, sino que entramos en una dinámica de queja continua, sí que debemos de pararnos a pensar, qué y por qué nos disgusta tanto, si realmente es importante o si es porque nos hemos metido en la espiral del inconformismo.

Evidentemente, se entra en la espiral del inconformismo por algo, así que, lo mejor que podemos hacer, es descubrir cuanto antes ese algo y ponernos en marcha para solucionarlo.

A veces podemos solucionarlo rápido y otras veces puede ser un proceso que requiere tiempo. Mientras lo solucionas, lo que sí puedes hacer es…

Mirar la cara amable de la vida

Dicen los maestros que siempre que hagas algo, lo hagas con entusiasmo, porque así, el mensaje que envías al Universo es positivo y te enviará cosas buenas y positivas en tu vida. Se trata, simplemente, de disfrutar de todo lo que hacemos, encontrando y resaltando todo lo bueno de esa acción. ¡Simplemente! Pues sí, simplemente. Porque si no lo vas a poder disfrutar o hacerlo con entusiasmo, mejor no lo hagas…

¿Cómo se mira la cara amable de la vida? ¡Pues mirando! Seguro que, si cada vez que entras en esa espiral de quejas, paras de hacer lo que hacías, das un paseo y respiras, podrás pensar en todo lo bueno de esa misma situación. Aun siendo una situación que no nos gusta nada, podemos sacar algo positivo que nos haya aportado, ya sea un aprendizaje, personas que hemos conocido, un paso intermedio para llegar a algo mejor, etc. Siempre hay algo que agradecer, aunque sea el aprendizaje que nos ha aportado esa experiencia, porque de todo se aprende. Se trata de enfocarnos en lo bueno y no en lo malo.

Esto NO significa que nos quedemos viviendo una y otra vez esa situación que no nos gusta nada. Sino que, mientras estamos en ese proceso de cambio, vivamos las situaciones de la mejor manera posible.

Un ejercicio fácil que puedes probar cuando empieces a quejarte, por eso que ya sabes y que estás cambiando, es el siguiente:

1. Deja de hacer lo que hacías.

2. Si tienes posibilidad, sal a la calle. Si no la tienes, busca algún lugar tranquilo, el lavabo, por ejemplo.

3. Respira profundamente 3 o 4 veces.

4. Piensa en tres cosas positivas, que te han pasado por vivir esa situación, de las que estás agradecido. Y quédate con esa sensación de agradecimiento.

5. Vuelve a lo que hacías…

6. Repetir los puntos anteriores, cada vez que te descubras quejándote por lo mismo.

7. Continuar con tu proceso de cambio.

Esto es como todo, requiere práctica y constancia. ¿Hasta cuándo hay que practicarlo? Siempre…

 

¿Y tú? ¿Sabes ya por qué te quejas? ¿Lo vas a cambiar? ¿A qué esperas?

¡Recuerda! LA VIDA ES HOY

By Marta Pintado

NUEVO LIBRO YA A LA VENTA

advertisement
¿ESTANCADO? ALGUNOS PASOS PARA AVANZAR

¿ESTANCADO? ALGUNOS PASOS PARA AVANZAR

ESTANCADO Hace unos días, cuando analizábamos si te gustaba tu trabajo, una de las preguntas que te hacía era, si querías seguir haciendo las mismas acciones en tu trabajo o si querías avanzar o moverte en alguna dirección. Otra era, si tus acciones o tareas son suficientes para ti o si por el contrario te sentías estancado…

¿Te sientes estancado?

No está mal descubrirlo y reconocerlo, porque ese es el primer requisito para empezar a dar los pasos para avanzar. El segundo, por su puesto, es querer avanzar y el tercero, diseñar una estrategia para avanzar.

“Pregúntate si lo que estás haciendo hoy, te acerca al lugar en el que quieres estar mañana” Walt Disney

Los tres pasos son completamente imprescindibles. Si no descubro y reconozco que estoy estancado, realmente quiero salir de ahí y avanzar, no comenzaré nunca a desarrollar una estrategia, que me lleve donde quiero estar.

¿Una estrategia? Pues sí, una estrategia. Acciones meditadas y encaminadas a lograr un fin determinado. En nuestro caso avanzar y estar donde quiero estar. Y como nos referimos a nuestro estado laboral, nuestra estrategia es una estrategia de desarrollo profesional. ¿Y cómo hago esto? Te dejo algunos pasos para que empieces…

 

¿Cómo hacer una estrategia de desarrollo profesional?

 

1. Qué quiero conseguir. Lo primero que tenemos que saber es… ¿Qué profesional quiero ser? Para descubrirlo te puede ayudar hacer una reflexión que encontrarás haciendo click AQUÍ.

2. ¿Tienes todo lo que necesitas para ser el profesional que quieres ser? Analiza qué se necesita, qué tienes y qué te falta. Para saber qué es lo que se necesita, puedes buscar qué demandan las empresas que buscan profesionales como tú. En sus anuncios suelen poner todos los requisitos, tanto de formación como habilidades, que quieren que tenga el profesional que trabaje para ellos. ¿Las tienes? ¿Las puedes adquirir? ¡Ponte a ello!

3. ¿En qué eres el mejor? ¿Qué cosas haces tú mejor que la mayoría de la gente? Buscar en qué eres único, te puede dar esa ventaja competitiva a la hora de conseguir un contrato, un puesto o un ascenso.

4. ¿Para qué empresa o empresas quiero trabajar? La reflexión del post anterior de “La Empresa Ideal” te puede ayudar. A partir de ahí investiga las empresas que se parecen a tu empresa ideal. Si te quieres quedar en tu empresa, averigua en qué otros departamentos puedes desarrollar tu carrera profesional.

Tanto para este punto, como para los dos anteriores, te pueden ayudar el punto 3 y 4 del post que puedes leer AQUÍ.

5. ¿Qué personas pueden ayudarme a lograr mi objetivo? Puedes buscar un mentor, alguien que te ponga en contacto con la empresa para la que quieres trabajar, alguien que te ayude a adquirir un conocimiento o habilidad que necesitas, etc. Hacer contactos con personas que te pueden acercar a donde quieres estar, te ayudará en tu camino. Linkedin, eventos con posibilidad de networking, comentar tus ideas con amigos o gente cercana, entre otras, son acciones a través de las que podemos generar nuevos contactos.

6. Temporaliza. Ha llegado el momento de poner fechas a todos los pasitos que vamos a ir dando. Y digo pasitos, porque es mucho más fácil dividir las metas en logros pequeños y fáciles de conseguir, que querer alcanzar mucho, desanimarnos y procrastinar por el camino:

  • Haz una lista de todo aquello que necesitas, todo lo que tienes que aprender, habilidades a adquirir, etc. Piensa cómo lo vas a conseguir y pon fechas.
  • ¿Qué acciones vas a hacer para acercarte a las empresas para las que quieres trabajar? Haz una lista de acciones que puedes realizar y pon fechas.
  • Si te interesa quedarte en tu empresa y cambiarte de departamento, piensa qué podrías hacer para lograr el cambio o la promoción. Pon fechas a tus acciones.
  • ¿Cómo y cuándo vas a establecer contacto con las personas clave que necesitas?

7. Haz un planning. Haz un calendario, en una hoja lo suficientemente grande para que lo veas claro, y pon ahí todos tus logros a conseguir, con sus pequeñas acciones que has pesado en el punto anterior. Cuélgalo en un lugar que veas todos los días.

8. ¡Ponte en marcha!

Estos son los pasos que yo te propongo, como siempre, puedes añadir o cambiar todos los pasos que creas necesarios, es tu estrategia… ¡Decides TÚ!

¿Te ha servido de ayuda? Si necesitas más, puedes contactar conmigo AQUÍ.

 

¿Y tú? ¿Has descubierto ya tu Arte? El Arte que llevas dentro… ¿A qué esperas?

¡Recuerda!… TU VIDA ES HOY

By Marta Pintado

¡Quiero 1 Sesión Gratis de Coaching y mejora profesional de 30 minutos por Skype!

2 + 3 =

NUEVO LIBRO YA A LA VENTA

advertisement
¿QUÉ PROFESIONAL QUIERES SER?

¿QUÉ PROFESIONAL QUIERES SER?

Que profesional quieres serDecidir qué profesional quieres ser es una situación que puedes vivir en varias ocasiones a lo largo de tu vida. Todo comienza con la elección de los estudios Universitarios o estudios de Ciclo Formativo Superior, una decisión normalmente difícil,  primero por la edad que en esos momentos se tiene y después, por no saber cómo hacerlo, a no ser que se tenga una vocación muy clara, lo cual por desgracia, pasa en pocos jóvenes.

Y aquí es cuando yo pregunto… ¿Nos ocupamos realmente de informar y orientar a los jóvenes en esta importante decisión?

Desde los Centros Educativos, los departamentos de orientación, entre otras acciones, organizan ferias universitarias en los propios colegios, charlas, talleres, les llevan a ferias externas donde van numerosas universidades, etc. Pero aun así, les oyes comentar a los propios orientadores –es que están tan perdidos… –No saben qué hacer… Y es que al final, con todas estas acciones se cumple con la parte de informar pero no con la de orientar. La orientación es algo que va más allá y que si queremos cumpla su objetivo, tiene que ser personalizada. Algo que desde los departamentos de orientación de los Centros Educativos, no alcanzan por falta de recursos humanos y tiempo.

Es bastante sorprendente, como la mayoría de los centros privados y públicos invierten recursos en todo tipo de tecnología, pizarras digitales, ordenadores, instalaciones, actividades extraescolares, etc. Y en algo tan importante como ayudar a los alumnos a descubrir quiénes son y qué profesional quiere ser, lo reduzcan a un departamento de una sola persona, para varios cursos y varias etapas escolares.

Sin entrar en más polémica, ante esta situación, merece la pena no quedarse en la queja y buscar soluciones. Una de ellas es muy clara, acudir a un Orientador Profesional por tu cuenta. En España, no estamos acostumbrados a contratar a Orientadores Profesionales, no sé por qué, pensamos que este servicio tiene que ser gratuito, cuando en muchísimos países de Europa, Estados Unidos y América Latina, es una profesión muy valorada, reconocida, bien remunerada y muy utilizada en diferentes etapas de la vida de un profesional. Una buena inversión, si pensamos en que muchos de los abandonos y fracasos de alumnos universitarios, con su correspondiente coste para las administraciones y para los padres, se hubiesen evitado, si estos jóvenes hubieran recibido una buena y especializada orientación profesional en su momento. Por no hablar del gran número de trabajadores frustrados, a los que no les gusta nada su profesión y siguen ahí infelices, ocupando un puesto, por no saber qué otra cosa pueden hacer en su vida.

Mientras piensas en acudir o no a un Profesional de la Orientación, os dejo unas reflexiones para ayudaros en vuestra decisión…

 

7 Post que te ayudarán a descubrirte:

¿Quién eres?

¿De qué modo eres inteligente?

¿Cómo encontrar Tu Arte?

Tu mejor proyecto ¡TÚ!

7 Consejos para escoger qué estudiar

7 Consejos para elegir Universidad

Acciones que conducen al éxito

 

¿Y tú? ¿Has descubierto ya cuál es Tu Arte? El Arte que Llevas Dentro.

¿A qué esperas?

Recuerda… LA VIDA ES HOY

By Marta Pintado

NUEVO LIBRO YA A LA VENTA

advertisement

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies