EQUILIBRAR TU VIDA II

por | Jul 1, 2014 | Conocimiento práctico, Felicidad, Orientación

EQUILIBRAR TU VIDA II

Hace unas semanas, hablé de cómo podíamos equilibrar nuestra vida si lográbamos desempeñar el mismo rol en las cuatro facetas más importantes de nuestra vida: la familia, el trabajo, la comunidad y nosotros mismos.

Avanzando un poquito más, te pregunto… ¿Qué importancia tiene cada una de estas facetas para ti? ¿Son todas igual de importantes? ¿Cómo repartirías la importancia que tiene cada faceta para ti? Para unos puede que la familia tenga mayor importancia que el resto de las facetas, o que sea el trabajo la más importante y la comunidad la que menos. Imagínate que tuvieses que asignar un porcentaje de importancia a cada una ¿cómo lo repartirías?

TABLA IMPORTANCIA OK

Después de tener tus porcentajes de importancia asignados, ahora piensa ¿le das realmente el peso o la cantidad de dedicación en tu vida diaria, que debería tener, a cada faceta, según la importancia que le has asignado? No es necesario que el peso vaya medido en cantidad de horas, sino más bien en calidad de horas. Piensa si ese nivel de importancia, se corresponde con tu dedicación y por lo tanto con tu satisfacción.

Esta reflexión, sobre la correspondencia real de la importancia que das a cada faceta de tu vida y el peso que realmente tiene, es fundamental para alcanzar el equilibrio en tu vida, como dice  Stewart Friedman , a quien mencioné en el artículo anterior. Ya que, si lo realmente importante para ti es tu familia, pero no le puedes dedicar la cantidad de tiempo necesaria para ti, porque ese tiempo lo ocupa tu trabajo, aunque los roles que desempeñas en cada faceta estén en sintonía, no habrá equilibrio en tu vida.

Y ahora es cuando piensas «¡Claro! ¡Qué gracia! A ver cómo se cambia eso, porque el trabajo es el trabajo y no lo voy a dejar». Pues sí, tienes toda la razón en que el trabajo es el trabajo, tu familia es tu familia, tu comunidad es tu comunidad,  tú eres tú y tu felicidad es tu felicidad ¡no lo olvides!  Así que, llegados a este punto,  de lo que se trata, es de pensar qué modificaciones podemos hacer en cada una de esas facetas, para que el nivel de importancia esté acorde con el peso que tienen en tu vida y alcances así, el equilibrio.
Recuerda que, a veces o en la mayoría de los casos, es cuestión de calidad y no de cantidad. Aumentando la calidad de las acciones que realicemos, en el tiempo que disponemos, puede ser suficiente para lograr ese nivel de satisfacción. Otras veces, desprendiéndonos de ocupaciones, compromisos o actividades que no nos aportan nada, conseguiremos más tiempo para lo que realmente nos importa. Es, principalmente,  distribuir el tiempo y la calidad de las acciones de una manera diferente, en la medida de lo posible. No es fácil, ni tampoco difícil, es más que nada laborioso y entretenido. Y una vez que consigues este ajuste, tu vida estará…En equilibrio.

¿Y tú?  ¿Has encontrado ya el equilibrio en tu vida?  ¿Y tu Arte?  ¿A qué esperas?

Recuerda LA VIDA ES HOY

By Marta Pintado

 

Nuevo LIBRO ya a la VENTA

LIBRO a la VENTA

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies