SALIR DE LA ESPIRAL

SALIR DE LA ESPIRAL

SALIR DE LA ESPIRAL

Hoy he estado pensando acerca de mi vida actual. Me gusta lo que hago y en general me gusta todo lo que compone mi vida. Pero últimamente,  sé que hay cosas que no terminan de encajar, ni con la idea que tengo de vida, ni conmigo misma.

No sé si alguna vez te pasa a tí. Quizás, demasiadas cosas a la vez y cuando te despistas te ves arrastrada por las prisas, multitud de tareas que no te llevan a donde tú quieres ir, compromisos, favores, contradicciones, egos… Hasta aparecer en tu vocabulario habitual, más veces de lo que quieres, el horrible “¡no tengo tiempo!” y la horrible sensación de agobio. Como atrapada en una espiral en la que no quieres estar… Y ahí, en esos momentos, es cuando aparece en mi cabeza una y otra vez la palabra “cambio”.

Una parada a tiempo y volver a enfocarte en lo que realmente es importante para tí, muchas veces es más que suficiente. Otras necesitas realizar algún que otro cambio más en profundidad…

Entonces, me ha dado por recordar el tiempo que estuve en Nueva York. Una ciudad que me transmite energía, bienestar y alegría. Cada día me despertaba muy pronto y siempre con ganas de hacer cosas. Me pasaba horas caminando, descubriendo, haciendo fotos y viviendo cada momento como un momento único. Estudié lo que más me apetecía estudiar. Conocí personas geniales de diferentes culturas y con las mismas ganas de vivir y descubrir que yo. Sin tener, en ningún momento, la sensación de tener que descansar… Cada día era diferente, era como una sorpresa o un regalo que abres con emoción para ver lo que hay.

Y analizando un poco el por qué me sentía allí así y aquí no logro la misma sensación, es porque allí:

  1. Vivía feliz de descubrir algo nuevo cada día. Disfrutaba de la incertidumbre.
  2. Sabía que un día u otro volvería a Madrid. No era para siempre y aprovechaba cada momento y cada día.

Dos puntos que allí me salían con toda naturalidad. Claro que allí no tenía que ir a trabajar, ni tenía “obligaciones”, era tiempo para mí, que me había permitido tener y yo elegía cómo vivirlo. Y… ¿Por qué no seguir aquí haciendo lo mismo? ¡Ni que aquí los días fueran ilimitados! Aquí tampoco sé el tiempo que estaré en esta vida. ¿Por qué no siguir disfrutando con la incertidumbre? Si cada día, aquí, también es un día nuevo con algo que aprender y descubrir. Al fin y al cabo las “obligaciones” nos las creamos nosotros y son obligaciones porque algo de ello no nos gusta, si no serían “satisfacciones”.

Y como mujer práctica que soy, os propongo un reto en 4 pasos:

  1. Piensa una época de tu vida en la que todo fluía y te sentías bien con lo que hacías y contigo mism@
  2. Analiza dos o tres puntos, razones o características por los que tu vida era así.
  3. Piensa en cómo podrías incorporarlos en tu vida actual.
  4. Hazlo.

Mi reto, como no podía ser de otra manera, es:

Enfocarme en lo que realmente es importante para mí. Y Crear y mantener mi Nueva York en mi vida actual. Que cada día sea una sorpresa a descubrir de la que disfrutar y aprovechar cada momento como algo único.

Y para esto empezaré por dejar ir lo que no me gusta, volver a estar muy atenta a este momento, sonreir y volver a fluir con la vida…

¿Y tú? ¿Te apuntas al reto? ¿A qué esperas?

Recuerda LA VIDA ES HOY

By Marta Pintado

 

 

Nuevo LIBRO ya a la VENTA

LIBRO a la VENTA

¿ASISTES O CONTRIBUYES?

¿ASISTES O CONTRIBUYES?

ASISTES O CONTRIBUYES400

Hay dos maneras de estar en cualquier lugar, simplemente estando o contribuyendo. Unos dejarán huella y otros pasarán desapercibidos, unos mejorarán su entorno y otros lo dejarán, como mucho, igual que estaba, unos aprenderán y otros no, unos vivirán una experiencia inolvidable y otros simplemente pasarán los días.

En un mismo curso, ante un mismo profesor y en un mismo lugar, la experiencia de dos personas será totalmente distinta. No solo porque todos percibimos y sentimos de manera diferente una misma situación, sino también por la actitud con la que vivimos esa experiencia. Por lo tanto, depende de tu actitud el rendimiento que obtengas y lo que aprendas en cada acción educativa o en cada vivencia que experimentes. Puedes quedarte sentado esperando a que te den todos los contenidos o buscar tú también contenidos complementarios y pedir más sobre lo que te interese o despierte tu curiosidad. Puedes participar y contribuir o puedes solo mirar y simplemente asistir.

A veces no importa tanto las circunstancias o las facilidades que tengas a tu alrededor, porque aunque tengas todas las facilidades y todas las herramientas del mundo, si no te comprometes en aprovechar todas esas oportunidades, dará igual haberlas tenido. Lo que verdaderamente importa es tu ACTITUD.

La decisión, como siempre, es tuya. Tú decides si sacas lo mejor de una experiencia y aportas lo mejor de ti o si simplemente asistes sin más.  Así que deja de poner excusas, deja de buscar culpables, deja de esperar las condiciones óptimas, responsabilízate de tu vida, aporta algo bueno al mundo y haz de todas tus experiencias algo extraordinario que merezca la pena recordar.

¿Y tú? ¿Asistes o Contribuyes? ¿A qué esperas?

Recuerda LA VIDA ES HOY

By Marta Pintado

Nuevo LIBRO ya a la VENTA

LIBRO a la VENTA

7 CONSEJOS PARA ELEGIR UNIVERSIDAD

7 CONSEJOS PARA ELEGIR UNIVERSIDAD

7 consejos Universidad 700

 

Ya se va acercando el momento de elegir Universidad. Los alumnos de 2º de bachillerato van acudiendo a las ferias de Universidades, miniferias en sus propios colegios o institutos, charlas, talleres realizados por Universidades … Todo un aluvión de información que necesita tiempo y muchas ganas para ser analizada.

Tanto para los padres como para los estudiantes, en muchos casos, la decisión es una tarea ardua y  difícil. Primero por tener claro qué estudiar y sobre todo por tener claro dónde, debido a la gran oferta que actualmente hay y sobre todo, porque de esta decisión, depende el comienzo de una vida profesional.

Por si os encontráis en esta situación, aquí os dejo 7 consejos para ayudaros a elegir Universidad:

1. Primero de todo decide qué te gustaría estudiar. Para ello te recomiendo:
  • Conócete: Qué habilidades tienes más desarrolladas o de qué modo eres inteligente.
  • Qué te apasiona.
  • Qué Profesional quieres ser. Acorde con tus habilidades y tu pasión.
  • Qué grados Universitarios te conducen o habilitan a ser el profesional que quieres ser.

2. Selecciona a qué tipo de Universidad quieres ir: Privada o Pública.

3. Selecciona las Universidades en las que haya el grado Universitario que has elegido antes.

4. Investiga las Universidades seleccionadas en el punto 3, por la web y preguntando a gente que conozcas que hayan ido. Y fíjate en:

  • Su programa de estudios:
    • Si ofrecen todas las menciones.
    • Cuándo y dónde realizan las prácticas.
    • Posibilidad de cursar algún curso o prácticas en el extranjero.
  • Quienes son sus profesores:
    • Si trabajan actualmente en el sector de la materia que imparten.
    • Si son dinámicos, les apasiona su trabajo y actualizados.
  • Qué postgrados o cursos de educación continuada ofrece, para poder dar continuidad a tus estudios. A veces es necesario cursar el master que te habilita como profesional (Abogados, Psicólogo clínico…)
  • Qué otros servicios ofrece en sus instalaciones:
    • Laboratorios
    • Residencia
    • Biblioteca
    • Escuela de idiomas
    • Cafeterías
    • Club deportivo 
  • Qué becas ofrece
  • Qué acciones o programas adicionales ofrece: 
    • Tutorización para deportistas
    • Programas para el empleo
    • Programas para emprendedores

5. Seleccionar las 2 o 3 Universidades que cumplan los requisitos que se ajusten a tus necesidades.

6. Visitar estas 2 o 3 Universidades, para confirmar que cumplen las características que necesitas y fijarnos en:

  • Cuántos alumnos hay por clase. Lo ideal es máximo 25-30 alumnos.
  • Si hay tutores y suficientes horas de tutorías.
  • Cómo son los proyectos de fin de grado y cuántos tutoriza un mismo profesor.
  • Con qué herramientas cuentan para facilitar el estudio, como plataformas virtuales…
  • Si facilitan asistir a conferencias y seminarios que complementen tus estudios.
  • Qué ambiente hay en la Universidad.
  • Si el trato es cercano.
  • Si los académicos son accesibles. Si puedes hablar con ellos y observar si les apasiona su trabajo.
  • Facilidades de acogida.
  • Facilidad en los trámites de admisión y matriculación.
7. Para ayudarte a decidir, si aún tienes dudas después de visitarlas, vamos a construir una plantilla para comparar las Universidades: 
  • Haz una lista con todas las características, que te he propuesto en los puntos anteriores, que son importantes para ti a corto y largo plazo. Puedes añadir más características que creas conveniente.
  • Divide las características en 3 bloques según la importancia que tengan para ti. Las más importantes valdrán 3 puntos, las  importantes valdrán 2 puntos y las menos importantes (aunque también importantes) valdrán 1 punto.
  • Aplica tu plantilla a cada Universidad que has visitado, chequeando si cumple cada característica. Pon una cruz en cada característica que cumpla.
  • Cuenta las características que cumple del bloque más importante y multiplícalo por 3. Cuenta las del bloque importante y multiplícalo por 2. Cuenta las del bloque menos importante.
  • Suma esta cantidad total.
  • Compara las puntuaciones de las dos o tres Universidades que habías seleccionado. Quédate con la que más puntuación haya obtenido.

Si aun así no sabes que hacer, puedes escribirme con tus dudas a info@elartequellevasdentro.com y te ayudaré encantada.

¿Y tú? ¿Has descubierto ya cuál es tu Arte? ¿A qué esperas?

Recuerda LA VIDA ES HOY

By Marta Pintado

 

Nuevo LIBRO ya a la VENTA

LIBRO a la VENTA

LAS 3 VARIABLES PARA EL ÉXITO

LAS 3 VARIABLES PARA EL ÉXITO

 

Continuando con la idea de lo importante que es equilibrio en nuestra vida, y más en concreto en nuestra vida profesional, hoy comienzo con unas preguntas ¿Qué es lo que diferencia a una persona u otra para alcanzar el éxito profesional? ¿Por qué hay «buenos» y «malos» trabajadores? ¿Por qué unos triunfan y otros no?

Entendiendo el éxito, como la consecución de un resultado óptimo o feliz de una actuación (def. RAE). Pueden ser muchas las variables que influyen en la consecución del éxito. En mi opinión, hay 3 variables clave, que una persona debe tener por encima de unos mínimos y en equilibrio: Habilidades, Actitud y Esfuerzo.

 

Las 3 variables clave

 

  • Habilidad, como la capacidad para realizar o ejecutar una acción. Sin duda, las habilidades, es  la variable principal o fundamental que hay que tener. Y digo habilidades en plural, porque una acción requiere de varias habilidades. ¿Es necesario tener todas? Sí, es importante tener todas o la mayoría, sobre todo las que son imprescindibles para realizar esa acción y dependiendo de cada acción serán unas u otras. Sin la habilidad no se puede realizar la acción.
  • Actitud, como la predisposición o comportamiento que emplea una persona para realizar una acción. Es fundamental tener una buena predisposición a la hora de realizar cualquier tarea. Incluso si tenemos una gran actitud, bastante por encima del mínimo que requiere la acción, podemos compensar la carencia de alguna de las habilidades necesarias. Y al contrario, aunque tengamos todas las habilidades necesarias, si no tenemos una buena predisposición, no lograremos un buen resultado.
  • Esfuerzo, entendido como el empeño o la cantidad de trabajo que una persona realiza para conseguir realizar una acción. Esta variable irá en función de las otras dos, de manera que, si tengo todas las habilidades y una buena actitud, necesitaré menos esfuerzo para realizar la tarea. Y a la inversa, si tengo pocas habilidades, necesitaré un mayor esfuerzo para realizar la acción.

El equilibrio que se dé entre las tres variables,  va a definir la consecución del éxito.

 

¿Cómo se logra el equilibrio?

 

Siempre que las tres variables se sitúen  por encima del mínimo exigido para realizar la acción,  se pueden compensar entre ellas para lograr el equilibrio. Como hemos dicho antes, si tengo todas las habilidades necesarias para desarrollar la acción, necesitaré menos esfuerzo. Si tengo pocas habilidades,  necesitaré mayor cantidad de esfuerzo y una gran actitud para ejecutar la misma acción. Lo que es evidente es, que el que tiene todas las habilidades, una buena actitud y se esfuerza, puede realizar una acción óptimamente y alcanzar ese resultado feliz o “éxito”. De ahí la importancia de conocer nuestras habilidades y nuestra pasión, a la hora de decidir a qué profesión voy a dedicarme. 

 

¿Qué pasa si alguna de las variables está por debajo de los mínimos?

 

Si alguna de las tres variables está por debajo de esos mínimos, está casi garantizado que no se alcanzará el éxito. Y ya no sólo el éxito, más bien es que no se llegará a realizar la acción,  sobre todo, si lo que está por debajo de los mínimos es la habilidad. ¿Por qué? Porque sin las habilidades por mucho esfuerzo que se ponga y mucha actitud que se tenga, no será suficiente, sin la habilidad no hay acción. Y si no hay actitud, ni esfuerzo, por mucha habilidad que se tenga, tampoco se llegará a ejecutar la acción.

 

 Y aquí es donde tiene un papel fundamental la gestión de personas y talento, dentro de una empresa. Seleccionar al candidato que realmente se ajuste a un puesto de trabajo, no es fácil. A una persona se le contrata por lo que parece, no por lo que realmente es, porque eso, se demuestra trabajando una vez contratado. Y a veces ocurre que lo que parecía ser no es. Para eso están los periodos de prueba, pero muchas veces, por no echar para atrás o esperar a una posible adaptación, la persona se encuentra trabajando en un lugar que no le corresponde en habilidades o el puesto de trabajo queda ocupado por personas que no tienen realmente la capacidad para desarrollarlo.

Continuar ocupando ese puesto de trabajo no tiene ningún sentido ni para la persona que le ocupa (salvo el económico), ni para empresa, ni para el resto de sus compañeros. La persona en el fondo será infeliz en su trabajo, a la empresa no le será útil y para sus compañeros será una carga, porque lo que esta persona no consiga hacer lo tendrán que hacer entre el resto de compañeros. Recolocar a esta persona en el lugar que realmente le corresponde por sus habilidades, sin duda alguna, es la mejor solución en estos casos. Y esta es una gran labor que deberían realizar en bastantes empresas, la gestión del talento, reorganizar y recolocar a las personas según sus habilidades, actitud y su esfuerzo.

 

HABILIDADES + ACTITUD + ESFUERZO = ÉXITO

 

¿Y tú? ¿Has descubierto ya cuál es tu Arte? ¿A qué esperas?

Recuerda… LA VIDA ES HOY

By Marta Pintado

 

Nuevo LIBRO ya a la VENTA

LIBRO a la VENTA

EQUILIBRAR TU VIDA

EQUILIBRAR TU VIDA

EQUILIBRIO

A veces pasa, que tenemos todo para estar bien y no sabemos por qué, no logramos estar del todo satisfechos con nuestra vida. Aparentemente todo está bien, tenemos un trabajo que nos gusta, una buena vida familiar  y un buen entorno. Y digo aparentemente porque en realidad, todas estas facetas o planos de nuestra vida, puede que estén bien individualmente pero no lo estén en conjunto.

Como explica Stewart Friedman, Profesor, Director y Fundador del  Work/Life Integration Project de la Universidad de Wharton, las cuatro facetas o planos de nuestra vida más importantes son: la familia, trabajo, comunidad y nosotros mismos. En cada una de ellas desempeñamos un rol, nuestro rol, que implica unos valores, nuestros valores, y unas habilidades, nuestras habilidades. Cuando este rol, el nuestro,  es el mismo en todos los planos, hay un equilibrio, nuestros valores están presentes en cada una de las facetas y podemos desarrollar nuestras habilidades en todas ellas. De esta forma nuestra vida está en equilibrio y armonía, todo está alineado.

Pero si por el contrario, en el trabajo ejercemos un rol, con unos valores y unas habilidades, que además no son nuestras habilidades estrella;  en la vida familiar ejercemos un rol distinto con otros valores y otras habilidades, que puede que sí sean las nuestras;  y en nuestra vida social, uno a medias entre los otros dos. Se está produciendo un desequilibrio y una falta de armonía en nuestra vida, ya que no están presentes los mismos valores, nuestros valores, en todas ellas, son distintos o incluso no son los nuestros. Por lo que, aunque cada faceta independiente esté bien, en apariencia, en su conjunto no están alineadas y no logramos estar del todo satisfechos y en armonía. Y digo en apariencia, porque muchas veces nuestros valores  no coinciden con los de nuestro trabajo o nuestra comunidad, pero como no hemos reflexionado sobre esto, pensamos que está todo bien y resulta que podría estar mejor…(en uno de los dos “haz click aquí” de más abajo puedes encontrar cómo reflexionar).

Ahora, la pregunta es ¿Quieres alcanzar el equilibrio en tu vida? ¿Sí? ¡Perfecto! Yo te ayudo…

Para lograr el equilibrio en estas cuatro facetas y por lo tanto en nuestra vida:

1. Lo primero y más importante es ocuparnos de la faceta que no hemos mencionado en el párrafo anterior  “nosotros mismos”. Como he dicho en muchas ocasiones anteriores, todo parte de nosotros, si nosotros estamos bien, podremos transmitir bienestar, si por el contrario nosotros no estamos bien, no podremos generar bienestar. Así que, conocer cuáles son tus valores y tus habilidades,  saber quién eres y por lo tanto, qué rol quieres desempeñar en todas las facetas de tu vida, es fundamental para lograr la armonía y el equilibrio en su conjunto. Si no sabes cómo, puedes hacer click aquí y aquí.

2. Después, pregúntate en voz alta y escribe las respuestas de las siguientes preguntas:

  • ¿Qué rol has adquirido o asumido en cada una de las facetas?
  • ¿Qué valores están presentes actualmente en cada una de esas cuatro facetas?
  • ¿Qué habilidades desarrollas en cada una de las cuatro facetas actualmente?

3. Ahora piensa:

  • ¿Coinciden con tus valores y  tus habilidades reales? 
  • ¿Coinciden esos roles con quién quieres ser y el rol que realmente quieres desempeñar?

Si no coinciden, ahí tienes el desequilibrio. Plantéate cómo puedes cambiar el rol o los valores que no son realmente tuyos y desarrollar tus verdaderas habilidades en esa faceta o plano de tu vida. Muchas veces es cuestión de darnos cuenta de ello y podemos realizar pequeños cambios para solucionarlo. Otras veces, quizás nos tengamos que plantear algún cambio un poco mayor…

¿Y tú? ¿Has alcanzado el equilibrio en tu vida? ¿A qué esperas?

Recuerda… LA VIDA ES HOY

By Marta Pintado

 

Nuevo LIBRO ya a la VENTA

LIBRO a la VENTA

7 PREGUNTAS QUE HACER A UN JOVEN EN UNA ENTREVISTA DE TRABAJO

7 PREGUNTAS QUE HACER A UN JOVEN EN UNA ENTREVISTA DE TRABAJO

ENTREVISTA TRABAJO A JOVENESHace algunas semanas, hablando con un Director de Recursos Humanos, me dijo que lo más difícil era seleccionar y entrevistar a un Joven Profesional.

—¿Por qué? —Pregunté yo asombrada.

—Porque no tienen experiencia laboral —Contestó él.

En ese momento, yo, no salía de mi asombro. Que un profesional de la selección con tantos años de “experiencia”, por lo único que puede hacer una selección sea por la “experiencia profesional” me dejaba congelada.

Y es que lo bonito de una entrevista de selección, es precisamente, tener la oportunidad de averiguar cómo es esa persona como persona, cuáles son sus habilidades, sus valores, su cultura, qué otros conocimientos no formales ha adquirido en esos años de su vida. Si todo esto coincide con tu empresa, su cultura, su capital humano y el puesto ofertado. Y sobre todo qué le gusta, qué le apasiona y qué potencial tiene ese joven, lleno de vida y de energía, que tienes sentado delante de ti.

Porque como me acababa de demostrar él mismo, la “experiencia laboral”, a veces, es sólo lo que aprendieron a hacer en unos meses repetido a lo largo de los años. Porque no en todas las empresas se trabaja igual. Porque para preguntar lo mismo que pone escrito en el C.V, no te hace falta 20 años de experiencia y tener a la persona sentado frente a ti. Porque hay algo que se llama “transferencia de habilidades” que nos capacita para realizar diferentes tareas en las que se usan las mismas habilidades, aunque no tengamos experiencia en eso en concreto. Y porque a veces es mejor alguien con habilidades, conocimientos, ganas de aprender y pasión, que una persona con 10 años de “experiencia”.

Lo preocupante de todo esto, es que es real, esto existe en realidad y en muchos departamentos de selección y empresas consultoras que se dedican a reclutar profesionales.  La buena noticia, es que ya hay grandes profesionales que están trabajando desde la gestión del talento y del capital humano, formando a empresas y departamentos de RRHH, selección, etc. por lo que vamos por buen camino.

En realidad, hacer una entrevista a un joven, es más sencillo de lo que parece. Quizás lo que hay que saber es leer entre líneas sus respuestas, estar atento, mostrar interés por sus vivencias y crear un clima de confianza para que se pueda expresar con sinceridad  y tranquilidad.

 

7 Sencillas preguntas que puedes hacer a un joven en una entrevista de trabajo:

 

1. ¿Por qué decidiste estudiar…? Con esta pregunta podremos averiguar si es una persona capaz de tomar decisiones por ella misma, si es lo que realmente quería estudiar (pasión) o fue de casualidad por las notas (si fue de casualidad puede que descubriese su pasión mientras lo estudiaba).

2. ¿Qué profesor te gustó más? ¿Por qué? Con esta pregunta puedes ver el grado de implicación con su carrera, su capacidad crítica, su conformismo, sus ganas de aprender, etc.

3. ¿Cuáles son tus aficiones? Una pregunta tan sencilla con la que podemos descubrir otras y probablemente sus mejores habilidades, valores, actitudes, características personales. Además de otros conocimientos no formales y que pueden ser muy valiosos en el desarrollo de su profesión.

4. ¿Qué 5 cosas nuevas te gustaría hacer durante el próximo año si tuvieses la oportunidad? Atención a estas respuestas porque aquí suele estar las verdaderas pasiones e inquietudes, que son las que coinciden normalmente con sus habilidades estrella. O a veces, con la falta de habilidades y miedos, pero con sus tremendas ganas de superación.

5. ¿Cómo te ves de aquí a 5 años? ¿Y a 10 años? Nos dará pistas sobre sus inquietudes, sus ganas de aprender, su intención de avanzar y mejorar, si tiene una meta y un objetivo, si sabe dónde quiere llegar, si ha reflexionado sobre su vida profesional, sus expectativas, su madurez, etc.

6. ¿De qué acción o hecho de tu vida te sientes más orgulloso de ti mismo? A veces, las historias nos cuentan cosas maravillosas de las personas, superación, capacidad de esfuerzo, compromiso, vulnerabilidad, humildad, generosidad, todas ellas cualidades que tienen los grandes Líderes.

7. ¿Qué es lo que realmente quieres hacer en la vida? La pregunta del millón, sí, porque mucha gente, aún con 50 o 60 años, no sabe qué responder. Así que, si te responde a esta pregunta sinceramente y esa respuesta cuadra con alguna posición en tu empresa, dale la oportunidad de llegar a ella. Si no sabe responderla, no pasa nada, es la mejor edad para empezar a reflexionar sobre ella. Ojalá nos hubiesen hecho esa pregunta con 18, 20, 25 o 30 años y nos hubiesen animado a responderla. Cuanto fracaso se hubiese evitado…

 

Después estas 7 preguntas, y haber recogido sus respuestas, analiza si con todas o algunas de estas habilidades, valores, actitudes, pasiones y expectativas, “encaja” o “no encaja” con las habilidades, valores, actitudes, pasiones y expectativas que requiere ese puesto que tienes que cubrir y ese profesional que lo tiene que realizar. Si es así, no lo dudes, es el joven que estabas buscando.

 

¿A que es más fácil de lo que parece? Gestionar habilidades y seleccionar personas humanas es un ARTE que requiere algo, más importante que la “experiencia”, requiere fundamentalmente CONOCIMIENTOS, TALENTO Y PASIÓN.

¿Y tú? ¿Has descubierto ya tu Arte? ¿A qué esperas?

Recuerda… LA VIDA ES HOY

By Marta Pintado

 

Nuevo LIBRO ya a la VENTA

LIBRO a la VENTA

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies