CAMBIA TU ENTORNO EN 7 PASOS Y 21 DÍAS

por | Feb 24, 2014 | Conocimiento práctico, Felicidad, Inteligencia Emocional, Orientación, Orientación Profesional

7 pasos 21 días bLa cantidad de veces que habremos oído todos, y más por aquí, que si no estás bien con lo que haces, con tu trabajo y con tu vida, que te lances y cambies. Que seas tú, que vivas tu vida y no la vida que otros quieren que vivas. Que no te conformes con lo que haces si no te gusta.  Pero… ¿Qué pasa cuando no quieres cambiar de trabajo aunque no te guste mucho? Esta pregunta me la hacía el otro día una amiga. Y es que es cierto que hay mucha gente, que por su forma de ser, prefiere continuar con un trabajo que no le gusta demasiado, pero que les da un sueldo al mes y no quieren “arriesgarse” a cambiarlo. ¿Se puede hacer algo para mejorarlo?

–Pues pasar no pasa nada. ¡Claro que lo puedes mejorar! Siempre que se haga ese trabajo, con la mayor alegría posible –le dije yo. Y es que puedes cambiar la actitud y ser un poco más feliz con lo que haces, siempre que no te horrorice. Más bien depende de la actitud con la que lo hagas y la alegría que aportes a tu entorno. Pero para eso, amiga, algo sí hay que cambiar…

7 pasos

Si eres de ese grupo de personas que no quieren cambiar de trabajo pero que sí quieres ser feliz en él y ahora no lo eres, te dejo aquí estos 7 pasos a seguir:

1. Redacta una lista con lo que no soportas o más te molesta de tu trabajo, incluido el entorno físico y su estética, tus compañeros, tareas en concreto, etc.

2. Redacta cuál sería tu entorno ideal, físico, compañeros, etc., para desempeñar ese mismo trabajo.

3. Haz tu entorno ideal. Del entorno físico piensa cómo podrías cambiar eso que no soportas por tu entorno ideal. ¿Qué es lo que puedes cambiar? Cambiar la orientación de la mesa para que entre luz diferente, hacer el ambiente más agradable y acogedor, cambiar la distribución del espacio, poner unas plantas que te den alegría… Sentirse bien en tu espacio de trabajo es muy importante.

4. Cambia tu actitud con tus compañeros. Si en tu lista de cosas que no soportas aparece alguno de tus compañeros, prueba a tomarte un café con él o ella y charlar un rato. A veces, comprendiendo la historia de las personas es más fácil quererlas, ese simple hecho hace que nuestra actitud cambie, la de la otra persona también y pueda cambiar la relación laboral entre ambos. Hablar desde la asertividad puede mejorar la situación. Otra opción es cada vez que te dirijas a esa persona lo hagas con una actitud positiva, transmitiendo armonía y con una sonrisa, mantén esa actitud por muy difícil que te resulte, durante toda la interacción. Poco a poco, después de unas cuantas veces y unos cuantos días, vuestra relación laboral cambiará.

5. Recuerda tus primeros días de trabajo. ¿Cómo te sentías? ¿Estabas contento? Normalmente cuando empezamos un trabajo, empezamos con ilusión y con ganas. Siente esa sensación de los primeros días, provoca en ti esa misma ilusión cuando llegues por la mañana. Prueba a mantener esa actitud el mayor tiempo posible a lo largo de todo el día. Al final del día saca tus conclusiones y pregúntate ¿Ha merecido la pena este cambio de actitud? Seguro que sí.

6. Mejora tu trabajo, sean las tareas que sean mejora la forma de hacerlo. Tómatelo como un reto. Hagas lo que hagas, haz un trabajo brillante. Aunque sea una tarea rutinaria, igual es rutinaria porque la has hecho tú que sea así. ¿Cómo puedes mejorar la calidad de tu trabajo? ¡Piénsalo! Quizás es cuestión de adquirir más formación, lee, investiga, Internet está lleno de información. Especialízate, conviértete en  el mejor en hacer lo que haces.

«La verdadera oportunidad de conseguir el éxito está dentro de nosotros no en el trabajo». Zig Ziglar

7. Cambia tu discurso interno. Anota en una libreta todas tus quejas y tus pensamientos negativos a lo largo de dos días de trabajo. Desde que te levantas y llegas al trabajo, hasta que sales y te vas a casa. Revisa todo lo que escribiste en tu libreta. Coge las quejas y los pensamientos negativos que más se repiten y reescríbelos en positivo. Por ejemplo: “Ahora tengo que hacer 20 fotocopias de mierda para la estúpida presentación”, lo cambias por “ahora voy a hacer 20 fotocopias para la estupenda presentación que he preparado”. Permanece atento/a y cada vez que surja una queja o un pensamiento negativo, repite 3 veces el contrario o positivo.

«La persona más influenciable con la que hablarás todo el día eres tú. Ten cuidado entonces con lo que te dices a ti mismo.» Zig Ziglar

       

21 Días

Es importante y muy efectivo cambiar la manera que tenemos de relacionarnos con el mundo en general. Si cambiamos nuestra actitud, sin duda cambiará nuestro entorno. Si nos esforzamos durante 21 por cambiar nuestra actitud y nuestro discurso interno, cambiaremos todo nuestro alrededor. Da igual lo que vayas a hacer, ya sea una fotocopia, una presentación, preparar una exposición, etc., sea lo que sea hazlo con una buena actitud, con alegría y con una sonrisa.  En 21 días, como explica Shawn Achor, nuestro cerebro se habrá reprogramado a crear pensamientos positivos, a sonreír y a tener una buena actitud con más facilidad. Por lo que después de esos 21 días, ese trabajo que no te gustaba mucho y que no quieres cambiar te resultará bastante más agradable.

Merece la pena probarlo, al fin y al cabo nos pasamos trabajando una gran parte de nuestro tiempo.  Por qué no hacer de ello una mejor experiencia.

Espero que te sirvan estos 5 pasos, en 21 días me cuentas… Si no siempre puedes contar conmigo para encontrar tu Arte, el Arte que llevas dentro, atreverte a sacarlo y por fin… ¡Brillar!

¿A qué esperas? LA VIDA ES HOY

By Marta Pintado

 

Nuevo LIBRO ya a la VENTA

LIBRO a la VENTA

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies