Recuerdo que, hace muchos años, un médico, en su consulta, me preguntó si era feliz. Yo debía de tener unos 14 años. En ese momento yo pensé, «y para qué me pregunta a mi esto, si yo lo que tengo es alergia al polen». Hasta entonces, no había pensado nunca en la felicidad y menos, en si yo lo era.  En aquellos años, no creo que se hablara mucho de este tema, ni hubiese tanta preocupación por alcanzarla, ni tantos artículos e información sobre ella, como hay ahora. Y por supuesto, la felicidad laboral, era algo impensable. Como cuentan los mayores, se iba a trabajar por un sueldo y punto. Nada de la experiencia del empleado, salario emocional, flexibilidad, desarrollo personal y profesional… ¿Sería que antes eran más felices?

El caso es, que después de esa pregunta y de unos cuantos años de búsqueda y reflexión, mi conclusión, es que la felicidad parte de ti y el secreto, si es que hay secreto, es encontrar el balance.

Mis claves para ser feliz 

Elige ser feliz: Lo primero de todo es querer ser feliz, si no, ya empezamos mal. Todo parte de ti. Si tú lo decides y te comprometes, podrás ser un poco más feliz. Por supuesto que hay muchas cosas externas que nos hacen felices en un determinado momento, pero al final, buscar fuera, es una búsqueda insaciable que no tiene fin. En cambio, si lo eres internamente, por decisión propia, disfrutarás infinitamente más de lo que vivas exteriormente.

Atiende a tu reacción: Ya lo dijo Newton, en su tercera ley de acción y reacción, en la que: si un cuerpo ejerce una fuerza sobre otro (acción), este último ejercerá otra fuerza (reacción) de igual magnitud, en sentido contrario sobre el primero. Recuerda que la forma en la que tú reaccionas, depende de ti. Y esa elección, es la que te permitirá ser más o menos feliz. Es verdad, que hay veces que se reacciona de forma refleja e instintiva, pero si antes de estallar, te paras a pensar, con serenidad y calma, podrás elegir mejor, la reacción que tendrás.

No dar demasiada importancia a lo que no lo tiene: No dar el poder de tu estado de ánimo a otros, dejar de escuchar pensamientos recurrentes, no exagerar, relativizar o, como se suele decir, quitarle hierro al asunto, funciona de maravilla.

Perdonar: Es la mejor herramienta y la más liberadora que existe. Libérate de lo que te hace daño, a través del perdón ¡suelta el ancla! ¡pruébalo!

Camina junto al miedo: Evitarlo solo te llevará a un estado de parálisis y de “qué hubiese pasado si hubiera…” Así que, coge al miedo de la mano, sonríe y sigue viviendo.

Ver la cara amable de la vida: ¿Cómo miras a la vida? Lee más aquí.

Balance: Al final, como he dicho antes, se trata de encontrar y mantener el equilibrio entre los polos opuestos.  Balance entre la felicidad interior y exterior, balance en tus reacciones positivas y negativas, balance entre mucha y poca importancia, balance ente tus miedos y tus deseos, balance en la forma en la que vemos la vida. Balance en todos y cada uno de los momentos de tu vida.

Estas 7 claves, son las que me funcionan a mi. Hay más ¡claro que sí! Muchas más. Estás son mis favoritas y las que creo que más te pueden ayudar. Si quieres poner en práctica algunas más, tienes “5 minutos y 60 días” que te ayudará a ser cada día un poquito más feliz.

¿Y tú?  ¿Eres feliz?  ¿A qué esperas?

Recuerda… LA VIDA ES HOY

By Marta Pintado

 

Nuevo LIBRO ya a la VENTA

LIBRO a la VENTA

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies