CONVERSACIONES QUE VALEN LA PENA

por | Dic 16, 2019 | Liderazgo, RRHH

El viernes pasado, estuve en el programa de radio “Humanos en la oficina” de Capital Radio, hablando sobre las “conversaciones en la oficina”. Un programa muy interesante y entretenido, dirigido por Susana Gómez Foronda y Miguel Ángel Pérez Laguna, en el que cada semana invitan a varios Directivos, para hablar de un tema diferente relacionado con las personas y las empresas.

Después de compartir y escuchar las opiniones de todos los invitados, la conclusión que personalmente hago, es que se debería de fomentar las conversaciones tanto formales como informales y proporcionar espacios adecuados para ello en las oficinas.

En la mayoría de las empresas, las conversaciones informales se consideran como una pérdida de tiempo laboral, escaqueo o cotilleo, cuando en realidad, bien enfocadas, pueden mejorar el ambiente, las relaciones laborales y por tanto, la productividad. Generar conversaciones positivas y que aporten valor, puede ser de gran importancia en la gestión y liderazgo de equipos. Algo a tener muy en cuenta y que normalmente se pasa por alto.

Por contrapartida, lo que gana frente a las conversaciones es el “envíamelo por email”. Estás sentada frente a frente y la respuesta que obtienes suele ser un “vale, pero envíamelo por email”. Y la coletilla final, suele ser un “con copia a… si no te importa”. Si importarme no me importa, pero así tenemos la bandeja de entrada y casi no nos oímos la voz. Esto… ¿Será producto del miedo al “me dijiste esto, ahora no me digas que no”? Como una forma de recaudar pruebas, por lo que pueda pasar en un futuro. Lo cual, sucediendo internamente, manifiesta una falta de confianza, ética y compromiso entre los miembros de un equipo, que se debería de gestionar urgentemente, si realmente queremos una compañía sana y realmente productiva.

Otra de mis reflexiones es, si realmente sabemos escuchar en una conversación, si escuchamos para comprender o para responder. Porque de ello dependerá la calidad y la utilidad de la conversación. Se pierde mucho tiempo intentando que se comprenda lo que realmente se dice en una conversación, hasta el punto que, a menudo, después de horas la conversación acaba con un “¡si estamos diciendo lo mismo!”.

Estas son mis conclusiones personales resumidas, después de la estupenda conversación que mantuvimos en el programa. Así que, te invito a que saques las tuyas propias y escuches a los grandes profesionales invitados, con los que compartí mesa.

Puedes escuchar el programa aquí.

Y recuerda… LA VIDA ES HOY.

By Marta Pintado

[shareaholic app="share_buttons" id="25538553"]

LIBRO a la VENTA

LIBRO a la VENTA

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Si te ha gustado Comparte!