VACACIONES

VACACIONES

VACACIONESSalgo del avión, con mi maleta de mano ¡Qué buen aterrizaje! Un poco largo el vuelo, no sé si por mis ganas de llegar… 6 min andando para llegar el control de inmigración, dice un cartel que cuelga del techo. Hay mucha gente delante en la cola, un grupo de estudiantes de Panamá, un grupo de franceses y gente que iba conmigo en el avión sentados delante. Paso al primer control:

-¿Vacaciones?

-¡Sí! Voy a casa de mi hermana.

Paso el segundo control, con la mirada ya en la puerta de salida. Camino rápido mientras salgo buscando a mi hermana que está por allí esperándome. ¡Ya la veo! Ella no me ve. Le hago una seña levantando el brazo ¡Me ve! Y su cara se transforma en alegría. Como me gusta ser la responsable de la alegría y ver ese cambio en la cara, justo en ese instante. El instante de la felicidad. Hay quien dice que la felicidad es eso, instantes. Tengo un amigo que trabajó repartiendo regalos sorpresa de desayunos. Decía que le encantaba ese trabajo solo por ver las caras de la gente cuando abrían la puerta, en ese justo instante, el instante de la felicidad.

Nos vamos a casa, a su nueva casa. Nueva para mí, ella lleva casi un año allí. Barrio nuevo y sitios nuevos por descubrir. Antes vivía en el Upper East Side y ahora más al centro, cerquita de la ONU.

¡Llegamos! Hogar dulce hogar. Distinto, más espacioso, muy luminoso y con muchísimos armarios. Decorado con los mismos muebles que el otro y alguno más. Todo distribuido de esa forma maravillosa que tiene mi hermana de hacer, que todo parezca que hubiese nacido para ese preciso lugar. Distinto sitio, pero provocando el mismo sentimiento, sentirme como en casa…

Entramos en Docs, un restaurante que hay cerca de casa. Nos sentamos en la barra, esa barra estilo totalmente americana. Es que… ¡Ya estoy aquí! Pedimos ostras y sushi. No puedo tener una cena de bienvenida mejor que esta. Todo está riquísimo. Si vais a Nueva York, apuntar este sitio, por la tarde hay happy hour de ostras y todo está muy bueno. Se llena de gente que sale de trabajar y se queda por la zona a tomar algo.

5 am y ya estoy despierta. Aún es de noche, voy a intentar dormir un poco más. 6:45 am, me levanto ¡Ya no quiero esperar más! ¡Buenos días New York!

Desayunamos. Mi hermana se va a trabajar y yo a recorrer la ciudad…

Es hora de ir hacia Wall St. A recoger a mi hermana para comer. No conocía la zona de Seaport y lo animada que está. El huracán que hubo en 2012 cuando estaba aquí, inundó toda esta zona. Hay bastantes tiendas, restaurantes nuevos, algunos locales en obras para abrir próximamente, terrazas y mucha gente por las calles. Todo está muy animado.

Voy a coger de nuevo el Subway para volver a casa y descansar un poco. El Jet Lag este aún está conmigo y por la tarde he quedado en ir a buscar a mi amiga Isidora al trabajo para cenar algo mientras nos ponemos al día…

Me siento en el vagón y cada vez es todo más familiar. Salgo del Subway en Grand Central. Voy hacia casa caminando. Ya estoy aquí, pienso. La sensación que tengo es la de antes, como si no me hubiese ido nunca… Definitivamente, ya estoy completamente aquí…

Desconectar de un lugar para conectar con otro. Sitios diferentes que provocan sentimientos y sensaciones diferentes. Para eso son las vacaciones ¿No? Para recargarnos de energía y reconectar “partes” diferentes de nosotros mismos.

Esto, es lo que consigo yo en esta gran ciudad, reconectarme. Tal vez porque aquí, hace unos años, me rencontré con esa “parte” de mí que me gusta tanto y tanta falta me hacía rencontrar. Tal vez, porque aquí, en la distancia es más fácil alejarse mentalmente de lo que nos pesa y resulta más fácil caminar ligero para volver a reconectar con esa “parte” que parece que el día a día nos apaga o nos desenchufa. Esa que es, por lo menos para mí, una “parte” muy importante de nosotros mismos. La que nos hace estar completamente bien, en equilibrio, en armonía… La que nos hace poder con todo lo que queramos poder y ser quien queramos ser. Esa “parte” que, sin ella, nos vamos difuminando lentamente,  porque no tenemos fuerzas, entre lo que no somos, nos gusta y a veces nos rodea, entre lo que debe ser, lo que siempre se ha hecho así, el conformismo, la falta de pasión, entre el escuchar el qué más da si total no te lo van a agradecer o sí pero total qué más da… Y que cuando vuelves a conectar con ella, todo lo que tú eres en realidad… Vuelve a fluir y te distingues de todas esas cosas.

Da igual si es New York, Cercedilla, el Santuario de Covadonga o ese rinconcito en tu casa que te hace tan feliz. Lo importante es que encuentres tu lugar, vayas, reconectes y… Vuelvas a fluir. Porque, como ya hemos dicho muchas veces, todo, absolutamente todo, parte de nosotros. Si tú puedes, el mundo puede…

Yo, de momento, me quedo alguna semana más por aquí reconectando…

¿Y tú? ¿A qué esperas?

Recuerda… LA VIDA ES HOY

Nuevo LIBRO ya a la VENTA

LIBRO a la VENTA

¡¡VÍSTETE DE AUTOCONFIANZA!!

¡¡VÍSTETE DE AUTOCONFIANZA!!

VISTETE DE AUTOCONFIANZA

Hace poco leí en una foto de perfil de WhatsApp, una frase que venía a decir algo así como que la autoconfianza es el mejor vestido que puedes llevar puesto o que la mejor manera de vestirse es de autoconfianza. Me quedé con la idea pero no con la frase literal… Así que, hice yo mi frase de esa idea que tanto me gustó: “Vístete de autoconfianza”. Y cada mañana cuando pienso en «¿qué me pongo hoy?», me surge un «¡de autoconfianza!».

Y… ¿Qué es para ti la autoconfianza? Para mí, la autoconfianza, es la conciencia y seguridad de tu capacidad para afrontar, o mejor aún, de disfrutar y vivir diferentes situaciones. Creo que pocas cosas hay mejor en la vida, que sentir que eres plenamente capaz de dar cada paso que das. De sentir que es eso, lo que debe ser y que es ahí, donde quieres estar… Aunque solo lo consigas sentir en determinados momentos, merece la pena. Y eso, solo se logra confiando en ti y en tu alrededor, aceptando la vida y mejorando todo y a todos los que te rodean. 

Confiar en ti… Creo que una de las mejores cosas que puedes hacer para confiar en ti, es descubrir quién eres, qué quieres hacer y darte el permiso para serlo y hacerlo. Atreverte a ser tú, con tus perfecciones e imperfecciones, con tus fortalezas y debilidades. Ser quien realmente eres, como tú quieres ser, sin pensar en cómo quieren los demás que seas, porque cuando actúas como los demás quieren que actúes, no eres tú, no lo sabes hacer y por lo tanto no podrás hacerlo con confianza, siempre estarás dudando de si es así, como querían que lo hicieras o que fueras ¡No eres ellos, eres tú!

Aceptar y confiar en la vida es otra de las fuentes de autoconfianza. Significa no estar en continua lucha con lo que nos pasa ¡No luches con la vida, baila con ella! “Bailar con la vida” es otra de las frases que resuenan en mi cabeza, junto con “abraza a la incertidumbre” y “no importa lo que te pase, si no lo que hagas tú al respecto”. Si algo no te gusta, acéptalo y haz algo por mejorarlo, en lugar de quejarte y  enfadarte. Disfruta de todo lo que haces y lo que vives, no pienses tanto en qué pasará mañana, fluye y piensa que todo está bien. Hay dos formas de ver la vida, bien o mal, desde la ansiedad o la serenidad,  tú verás en donde te sitúas…

Y sobre todo SONRIE, cuando sonríes no dejas espacio al pesimismo y al mal humor. Generas bienestar, serenidad, alegría, autoconfianza… Y estos, son los mejores vestidos que te puedes poner cada mañana…

 

¿Y tú?  ¿De qué te vistes cada mañana?  ¿A qué esperas?

Recuerda LA VIDA ES HOY

By Marta Pintado

 

Nuevo LIBRO ya a la VENTA

LIBRO a la VENTA

¿ERES UN LÍDER?

¿ERES UN LÍDER?

ERES UN LIDER Líder, liderazgo, liderar… palabras que, desde hace un tiempo, oímos y leemos constantemente. Podríamos decir que está de moda todo lo que tiene que ver con liderar, liderazgo y cómo ser un buen líder,  hay artículos y cursos por todas partes. Y…¿Qué es liderar? Liderar es dirigir e influir. La clave es influir, si no se influye al dirigir, no se lidera, sólo se dirige. Es una habilidad y como habilidad, algunos la tienen desarrollada y otros no. ¿Se nace con ella? O ¿Se puede desarrollar? Pues ahí está la cuestión. Yo creo que el buen líder nace, aunque como muchas de las otras habilidades, también se puede desarrollar y mejorar en cierta medida, siempre y cuando sea tu pasión y trabajes en ello.

 Y… ¿Qué es un líder? Un líder es alguien que guía o dirige e influye, ya sea un equipo de trabajo, una comunidad o su propia vida, haciendo que ese equipo trabaje con entusiasmo, en el logro de metas y objetivos. …

¿Cómo? Entre otras:

  • Sabe sacar lo mejor de cada persona de su equipo, comunidad o entorno.
  • Es capaz de crear un ambiente de confianza en el que todos se sienten libres de ser quien son y de expresarse.
  • Es capaz de motivar a cada persona individualmente y en su conjunto.
  • Fomenta valores como compartir, cooperar, superación.
  • Promueve, facilita y apoya la creatividad.
  • Inspira con su ejemplo al resto de su equipo, comunidad o entorno.
  • Crea oportunidades de aprendizaje, desarrollo y mejora.
  • Aporta alegría, entusiasmo y transmite ganas de seguir…

Lo que sí que pienso de verdad es, que o se es líder o no se es líder, aquí no hay medias tintas, ni grises ni escalas intermedias. No se puede ser medio líder, o se sabe dirigir e influir o no se sabe, si no sabe será solo jefe que dirige, no líder. Ser jefe o responsable y tener que dirigir, no quiere decir que se sepa liderar. Se puede ser jefe y no líder, también ser líder y no jefe.

Algo importante, que en mi opinión, tiene que saber un lider, es acerca de los comportamientos de los grupos según el tipo de personas que lo  componen. O mejor dicho el tipo de persona y su comportamiento dentro del grupo. En un grupo podemos encontrar: 

  • La persona tímida o introvertida: Esta persona necesitará un claro ambiente de confianza para poder sacar lo mejor que lleva dentro. Y el líder tiene que identificarlo y proporcionárselo, si quiere desarrollar todo su potencial. Sería una pena perderse todas las increíbles ideas que la persona introvertida tiene y no las saca por miedo y falta de confianza.

  • El que necesita el refuerzo positivo: Hay muchas personas que para funcionar bien necesitan un buen ambiente y sentirse valorados. No quiere decir que siempre haya que felicitar si algo no está bien, se trata de reconocer el trabajo bien hecho y el esfuerzo individualmente realizado. También que todos se sientan  partícipes de los triunfos obtenidos por el grupo, repartir la medalla y que no sólo se la cuelgue el jefe.

  • Las personas proactivas: Son esas personas que siempre aportan y siempre están buscando cómo ayudar y seguir aportando. A esas personas hay que proporcionarlas el ambiente adecuado y las oportunidades para seguir aprendiendo y mejorando. Inspirarlas.

  • Las personas retroactivas: Aquellos que hay que empujarles continuamente para sacar un mínimo. Ánimo con ellos!!

  • Los líderes: Sí, dentro del grupo también habrá los líderes que no son jefes. Son personas que si las sabes liderar podrán hacer que motiven al resto del grupo y ayudarán a crear un ambiente sano o también podrán crear lo contrario si no las sabes liderar. Son personas que necesitan admirar y respetar a su líder, que les inspires y puedan aprender continuamente de ti.

¿Cómo liderar a los líderes del grupo? Leyendo los puntos anteriores y siendo… “Un líder.

¿Y tú? ¿Crees que eres un líder o puedes llegar a serlo?

Recuerda LA VIDA ES HOY

By Marta Pintado

 

Nuevo LIBRO ya a la VENTA

LIBRO a la VENTA

TU MEJOR PROYECTO ¡TÚ!

TU MEJOR PROYECTO ¡TÚ!

TU-MEJOR-PROYECTO-TUSi sí, has leído bien ¡Tu mejor proyecto eres tú! ¿Quién si no? Todos soñamos con hacer algo, conseguir algo, desarrollar algo. Ya sea aprender a hacer tartas, ser la dueña de una tienda de ropa infantil o ser director de compras de una gran empresa, el o la protagonista eres tú. Tú eres esa persona que quiere hacer realidad eso con lo que sueñas. Por lo tanto tú y sólo tú, eres el mejor y más importante proyecto de tu vida.

¡Buff un proyecto! ¿Y cómo hago yo eso? Puedes estar pensando y en realidad es mucho más fácil y divertido de lo que crees. Un proyecto, de una forma fácil y sencilla, es planificar, pensar y escribir una serie de pasos que vamos a dar para conseguir nuestro sueño. Estos pasos, además, la ventaja y lo divertido, es que los podemos retocar o cambiar, según veamos cómo nos van funcionando.

Nuestro proyecto en 5 sencillos pasos

  • Define tu sueño. Lo primero que tenemos que tener claro es qué queremos conseguir. Sea lo que sea, escríbelo. Escribir tu sueño te ayudará a verlo posible, será real, tomará más forma y nos hace más conscientes de lo que queremos realmente. ¿Con qué sueñas cuando estás despierta/o?
  • Conócete. Es muy importante que te conozcas, que tengas claro qué habilidades, valores, características, motivaciones, conocimientos… tienes. Tenemos que saber con qué contamos para realizar nuestro sueño, qué podemos y necesitamos desarrollar o aprender, qué estamos dispuestos a hacer o no y qué nos gusta hacer o no. Si no sabes cómo conocerte haz click aquí y aquí.
  • Qué vas a hacer y Cuándo. Piensa en todas las cosas que puedes hacer para conseguir tu sueño. Haz una lista, desde adquirir nuevos conocimientos que necesitas, ahorrar, ocuparte de ti, preparar una carta de presentación, aumentar tu confianza, hacer un blog…  Dependiendo de tu sueño serán unas u otras cosas. Todas estas cosas de tu lista, van a pasar a ser metas, es todo lo que tienes que conseguir o hacer para realizar tu sueño. Puedes añadir más en cualquier momento si lo consideras necesario. Lo mejor es ponerte metas mensuales, estas divídelas en metas semanales y elabora acciones diarias para conseguir estas metas semanales. Hay que temporalizar las acciones porque si no, corres el riesgo de posponer, olvidarte y no realizarlas nunca.
  • Evalúa tus progresos. Es importante que al final de la semana, hagas un repaso de lo que has conseguido o no y cómo puedes mejorar tus acciones. De esta forma podremos cambiar las acciones que no funcionan o que simplemente no nos gustan, por otras más efectivas o que nos guste más.
  • Diviértete por el camino. Todo lo que hagas, todas las acciones diarias, que sean cosas que te gusten. Recuerda que tú eres tu proyecto y que la pasión por realizarlo se ha de mantener. Si realizamos acciones que no nos motivan, la pasión se marchitará. Como nosotros somos dueños de nuestro proyecto, porque somos nosotros mismos, tenemos la capacidad de elegir lo que haremos. Así que disfruta cada paso que des por pequeño que sea y cuando no disfrutes, párate, pregúntate qué es lo que no te gusta y cámbialo.

 

Poner por escrito tu proyecto, te ayudará a saber qué hacer y por dónde empezar, te facilitará conseguir lo que realmente quieres hacer en la vida. Si quieres añadir más pasos a tu proyecto puedes hacerlo, es tuyo, con estos es suficiente para que te pongas en marcha y seas el dueño de tu vida. Como dice Isra García, todos somos CEO de nuestra propia vida. Así que no esperes más y realiza el mejor proyecto de tu vida… .

¿Y tú? ¿Con qué sueñas? ¿A qué esperas?

Recuerda LA VIDA ES HOY

By Marta Pintado

Nuevo LIBRO ya a la VENTA

LIBRO a la VENTA

¿QUÉ REY MAGO TE PIDES SER?

¿QUÉ REY MAGO TE PIDES SER?

ORIENTACION PROFESIONAL

Hace un rato, después de comer, me ha llamado una amiga, yo estaba medio dormida sentada en el sofá:

Mi amiga: ¡¡Holaaa!! ¿Qué tal? ¿Ya has vuelto?
Yo: ¡¡Sí!! Ya estoy aquí. ¿Qué haces?
Mi amiga: Voy al centro comercial a hacer de Rey Mago
Yo: ¿De Rey Mago?

Por un momento me vino a la cabeza la imagen de mi amiga vestida de Rey Mago, sentada en uno de esos tronos en el centro comercial, recogiendo las cartas de los niños sentados en su regazo… Capaz sería, porque ella es capaz de hacer muchas cosas, pero… ¡de Rey Mago!

Mi amiga: ¡Sí! Es que mi hija pequeña quiere vestiditos de la Barbie con ropa interior…
Yo: ¿Con ropa interior? ¿Pero eso existe?
Mi amiga: Pues no sé, ella me ha dicho –mama mi Barbie no tiene ropa interior- así que voy a ver si la encuentro…  He estado apunto de llamarte para ver si me acompañabas, pero luego he pensado que era abusar de nuestra amistad.

En un  primer momento le dije que igual le habría acompañado, pero la verdad es que agradezco que no me llamase, porque con lo poco que me gustan los centros comerciales llenos de gente, hubiese acabado haciéndole yo la ropa interior a la Barbie con tal de salir de allí…

El caso es que si por lo menos una vez al año nos convertimos en Rey Mago y somos capaces de mover el mundo buscando ropa interior de la Barbie, para hacer feliz a una niña y cumplir su deseo… ¿Por qué no elegimos ser uno de ellos durante todo el año y hacer cumplir también nuestros sueños y deseos?

¿Por qué no pensamos qué es lo que realmente nos haría feliz y nos dedicamos a ello? ¿Por qué no pensamos qué es lo que realmente nos gustaría ser y realmente serlo? ¿Por qué no te das permiso para ser tú de una vez? ¿Por qué no descubres ya cuál es tu Arte? ¿Por qué no eres tú, tu propio Rey Mago?

No hace falta que sea día 1 de enero para elegir metas, propósitos del año o tomar decisiones. Puede ser cualquier día ¡Hoy por ejemplo! Día 5 de enero… Yo de hecho, algunas de las decisiones de cambios más importantes de mi vida las tomé un 12 de enero, un 15 y un 28 de abril, no hace falta que comience un año nuevo, que sea el día de Reyes, ni empezar curso nuevo, ni nada de eso. El mejor momento es AHORA.

Así que, coge un lápiz y un papel y:

  • Elige qué Rey Mago quieres ser. Mi favorito es el Rey Melchor, de pequeña mi madre nos llevó a mis hermanos y a mí a verles y yo le dí mi carta a él. Mi madre dice que mis hermanos no se atrevieron a dársela, se asustaron y se pusieron a llorar. Sin embargo yo sí se la dí, no recuerdo que escribí en aquella carta… Seguro que algo se cumplió…
  • Escribe en el papel 3 deseos. Uno en tu ámbito familiar, otro en tu ámbito laboral y otro en tu ámbito social.
  • Por cada deseo, piensa en pequeños pasos que podrías dar para conseguirle y en personas que te podrían ayudar a ello.
  • Temporaliza esos pasos. Pon fechas a cada pequeño paso que necesitas dar para conseguirle.
  • Escribe también tus tres deseos en un lugar donde veas cada día, para que nunca se te olvide que tú eres tu Rey Mago y que tienes 3 deseos que cumplir.
  • Empieza hoy.

Yo ahora voy a llamar a mi amiga a ver si al final ha encontrado los vestiditos con ropa interior o sigue haciendo de Reina Maga por los centros comerciales

¿Y tú? ¿Has elegido ya cuál quieres ser?

¿A qué esperas? LA VIDA ES HOY

By Marta Pintado

Nuevo LIBRO ya a la VENTA

LIBRO a la VENTA

CAMINO A LA FELICIDAD

CAMINO A LA FELICIDAD

CAMINO A LA FELICIDAD

Yo no sé si es por la crisis, que cada vez, hay más gente preocupada de buscar la felicidad o nuevas formas de encontrar la felicidad. Preocupada porque realmente muchos se quedan en el “pre” y no pasan a “ocupada”. Y la mayoría de las veces se quedan en ese “pre”, no porque no quieran pasar a “ocupada”, si no porque no saben cómo ni dónde “buscar” o ni si quiera saben qué es realmente la felicidad.

Hasta ahora, mucha gente basaba su felicidad en todas las cosas que podían conseguir o comprar. Con la crisis, mucha gente ya no puede seguir comprando esa aparente felicidad y por eso ahora se buscan nuevas formas de conseguirla.

Últimamente se viene escuchando, que hay una vuelta a la espiritualidad, sea de la religión que sea, que cada vez más gente se está volviendo a ocupar de cultivar su parte espiritual, que tenían olvidada desde hace tiempo. Y muchos la tenían olvidada, porque habían entrado en esa espiral de buscar la felicidad en lo que podían conseguir y comprar, en lo externo,  en lugar de mirar en su interior, que bajo mi creencia y la de otras muchas personas, es ahí donde reside. No hace falta andar buscando nada fuera, ni si quiera hay que buscar, lo único que hace falta es mirar, observar y sentir, lo que todos tenemos dentro.

Y ¿Qué es realmente la Felicidad? Igual es que no sabemos realmente qué es la felicidad y por eso pasamos la vida “buscándola”.

La definición de Wikipedia dice textualmente: “La felicidad (del latín felicitas, a su vez de felix, «fértil», «fecundo») es un estado emocional que se produce en la persona cuando cree haber alcanzado una meta deseada. Tal estado propicia paz interior, un enfoque del medio positivo, al mismo tiempo que estimula a conquistar nuevas metas (véase motivación). Se define como una condición interna de satisfacción y alegría que ayuda a muchas personas”.

De esta definición me gustaría resaltar el  “estado emocional que se produce… cuando cree haber alcanzado una meta”, es decir, no es el hecho de alcanzar la meta, es el estado emocional que produce el hecho de creer que la has alcanzado. Por lo que nosotros, podemos controlar en cierto modo nuestra felicidad, según lo que creamos o no. Además acaba diciendo, que es “una condición interna de satisfacción y alegría que ayuda a muchas personas”. Por lo que si es una condición interna nuestra, nosotros la tenemos ya, no hay que buscar. Además, tenemos la capacidad de controlarla, o tendríamos que tener esa capacidad, si supiéramos gestionar nuestras emociones.

Matthieu Ricard en su conferencia en TED sobre los hábitos de la felicidad, explica precísamente esto

A menudo buscamos afuera. Pensamos que si pudiéramos juntar esto y lo otro, todas las condiciones, como se dice, «todo para ser feliz, tener todo para ser feliz». La frase misma revela la causa de la destrucción de la felicidad. Tenerlo todo. Si algo nos falta, es el colapso. Igualmente cuando las cosas van mal, intentamos arreglar el exterior, pero nuestro control del mundo exterior es limitado, temporal, y a menudo, ilusorio. Entonces miremos las condiciones internas, ¿acaso no son más fuertes? ¿No es la mente misma la que traduce las condiciones externas en felicidad y sufrimiento? ¿Acaso no es más fuerte? Sabemos por experiencia, que podemos estar en lo que llamamos «un pequeño paraíso» y aún así, ser completamente infelices por dentro.

 Él prefiere llamar a la felicidad  “Bienestar” y lo define como “una sensación de profunda serenidad y realización”. Una sensación que vive en nuestro interior.

Entonces ¿Qué podemos hacer nosotros para lograr ese estado de bienestar? Esa serenidad y paz interior… Yo os propongo 5 acciones que contribuyen a nuestro bienestar:

1. Gestionar nuestras propias emociones, observar cómo nos sentimos y no dejar que las emociones negativas tomen el control, atenderlas en cuanto surgen. Pincha aquí si quieres saber cómo.

2. Vaciar esa mochila con la que muchas veces vamos cargando por la vida. Sí, esa en la que vas metiendo las “preocupaciones” de las que nunca te “ocupas”, las presiones que nos generan algunas personas de nuestro entorno, los miedos, los qué dirán, los “si” cuando lo que quiero es decir “no”. Ocúpate de vaciar y liberarte de todo eso. ¡Quítate esa mochila!

3. Sonríe y no pares de sonreir. Una vez que has gestionado la emoción negativa, sonríe. Es difícil sentirse mal cuando sonríes, de hecho tiene un efecto positivo impresionante sobre la tristeza, sobre el miedo, sobre el odio, sobre  la ira… ¡Sonríe!

4. Dicen que si repites una acción durante 21 días, pasa a convertirse en un hábito. Prueba durante 21 días a llenarte de buenos pensamientos, pensamientos bonitos y positivos. Comprométete a, durante esos 21 días, observar tus pensamientos y cuando aparezca uno negativo, cámbialo inmediatamente por tres positivos, o uno por lo menos. De esta manera estamos reprogramando nuestro cerebro y nuestra manera de pensar, a pensar de una manera más beneficiosa que produce bienestar, armonía, salud y paz.

5. Disfruta de cada instante. Trata de vivir cada instante como si fuera el último. De hecho cada instante es el último, ese mismo no vuelve, así que vívelo bien. Tu presente crea tu futuro, vive hoy como quieres vivir en tu futuro.

 

¡Seguro que hay más! Anímate y empieza por estas a ver qué tal te va…

Y recuerda LA VIDA ES HOY

By Marta Pintado

Nuevo LIBRO ya a la VENTA

LIBRO a la VENTA

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies